¿Qué es el dengue?

El dengue se transmite por la picadura de un mosquito, principalmente el mosquito Aedes aegypti (o “mosquito tigre”).

Aproximadamente el 2,5% de los infectados con dengue grave mueren. No hay cura para esta infección

Hay cuatro tipos de virus dengue, y la infección provoca un amplio rango de síntomas, incluyendo fiebre, dolores de cabeza, dolor detrás de los ojos, dolor muscular en las articulaciones y erupciones.

Las personas infectadas con dengue a menudo también experimentan fatiga prolongada.

La fiebre del dengue en algunos casos puede ser mortal. El dengue severo causa dolor abdominal y vómitos, dificultad para respirar y una disminución de las plaquetas en sangre que pueden llevar a una hemorragia interna.

¿Dónde está el dengue más común?

En 1970, menos de 10 países habían reportado epidemias de dengue grave. En la actualidad, el dengue está presente en aproximadamente 150 países. Si bien la mayoría de los casos reportados se ubican en Latinoamérica, el sudeste de Asia y el Pacífico occidental. El dengue también está presente en muchos países africanos y se está propagando por Europa, Estados Unidos y China.

¿Cómo se propaga el dengue?

La fiebre del dengue se transmite a los humanos a través de las picaduras de mosquitos infectados. Los mosquitos Aedes (Aedes aegypti) son los vectores principales. Tras la incubación del virus, un mosquito infectado es capaz de propagar el virus para el resto de su vida.

Estos mosquitos se encuentran en regiones tropicales y subtropicales de todo el mundo. Viven en hábitats urbanos y se reproducen principalmente en recipientes fabricados por el hombre (como cubos de agua, macetas, etc.).

Fiebres altas
Dolor de cabeza intenso
Dolor detrás de los ojos
Erupciones en la piel
Dolores musculares y articulares
Vómitos

Dengue can be difficult to recognize because the early symptoms of fever, headache and body aches are not specific to the disease. Dengue may be misdiagnosed as other illnesses: such as influenza, typhoid, zika or malaria. A dengue infection does not protect you from future infection because there are four dengue viruses. In many cases, the second time you get dengue, the symptoms are more severe.

75%  de las infecciones por dengue son asintomáticas

20% de las infecciones por dengue son de leves a moderadas

5% de los casos son dengue severo. 500,000 personas con dengue severo requieren hospitalización cada año y tienen un mayor riesgo de muerte.

No existe un tratamiento específico para el dengue, pero la detección temprana y el acceso a la atención médica adecuada, reducen las tasas de mortalidad por debajo del 1%. La transición del dengue al dengue severo está marcada por la dificultad para respirar, sangrado de la mucosa, dolor abdominal intenso y vómitos persistentes.

Los tratamientos con analgésicos, reemplazo de líquidos y reposo en cama suelen ser útiles. El acetaminofeno se puede usar para tratar la fiebre y aliviar otros de los síntomas. Se deben evitar la aspirina, los antiinflamatorios no esteroides (AINE) y los corticosteroides. El tratamiento del dengue severo requiere de una cuidadosa y fluida atención para tratar las hemorragias.

Detección temprana y acceso
a la medicina adecuada el
cuidado disminuye las tasas de
mortalidad por debajo del 1%.

Gobiernos, ONG’s  y organizaciones internacionales están trabajando para combatir el dengue. Los esfuerzos actuales se centran en la etapa de prevención, así como con el uso de insecticidas y la reducción de los posibles hábitats.

Sin embargo, se debe hacer más para enfrentar la creciente carga del dengue. Se requiere de un enfoque global coordinado e integrado para abordar la fiebre del dengue. La estrategia de la OMS para la prevención y el control del dengue tiene como objetivo reducir la mortalidad en un 50% y reducir la morbilidad en un 25% para 2020.

La estrategia de la OMS se centra en cinco elementos:
  • diagnóstico y manejo de casos;
  • vigilancia integrada y preparación ante brotes;
  • control sostenible de vectores;
  • futura implementación de la vacuna;
  • y la investigación.

Para lograr estos objetivos, los Estados y las organizaciones deben trabajar alineadas para implementar un enfoque transfronterizo y sostenible que sea capaz de controlar la carga del dengue.

La propagación de la fiebre del dengue puede reducirse localizando a los mosquitos que transmiten la enfermedad:
Evitar que los mosquitos accedan a los hábitats para la incubación de huevos.
Desechar los residuos adecuadamente y eliminar los hábitats artificiales.
Cubrir, vaciar y limpiar regularmente los recipientes de agua domésticos.
Aplicar insecticidas a los recipientes de almacenamiento de agua al aire libre.
Usar protección personal en el hogar, como mosquiteras, ropa de manga larga, insecticidas, bobinas y vaporizadores.
Pulverizar insecticidas en épocas de brotes como medida de control.

Ayúdanos a mapear el dengue

Informar sobre casos de dengue cerca de usted, puede ayudar a dibujar una situación actual sobre la situación de la fiebre del dengue y predecir futuros brotes. Dengue Track se trata de un recurso valioso para científicos, decision-makers y ONG’s que trabajan en el campo.

Ayuda a rastrear el dengue

Comparte tu experiencia de dengue

Usa el sistema por ti mismo. Comparte tus experiences en Facebook y en Twitter con tus amigos. Necesitamos movilizar a un ejército de rastreadores de dengue si queremos cumplir con nuestro objetivo compartido de reducir la carga de la fiebre del dengue.